Reseña: La Promesa de un Beso, de Sarah McCarty

16 mayo 2013




Género: Romance erótico
Editorial: Harlequin Ibérica / 1 mayo 2013
Serie: 6ª libro de la serie Los Ocho del Infierno
Páginas: 352
Precio: 6.90€
ISBN: 978-84-687-2778-3
Su pasado le ha atormentado toda una vida… pero una mujer podría ser su salvación.

Los compadres del pistolero Caden Miller se están volviendo un tanto hogareños para su gusto. De modo que se marcha a Kansas para forjarse una vida y un lugar propio… solo, tal y como lo prefiere. Maddie O'Hare se había sentido atraída por Caden desde que escapó al recinto de Hell’s Eight desde el burdel en que nació y se crió. Y no está dispuesta a dejarle marchar con tanta facilidad… hasta que es capturada por sus nuevos vecinos.

Cuado Caden descubre que Maddie está siendo retenida por un rival en un rancho cercano, su plan de rescatarla fracasa estrepitosamente y se ve convertido en el novio en una boda a punta de pistola. Tan sorprendida como Caden por el extraño giro de los acontecimientos, el beso de agradecimiento de Maddie posee una feroz promesa de lo más inesperada. Pero mientras unos viejos enemigos van tras él, Caden y Maddie se enfrentarán al peligro que pone a prueba su pasión… y que los unirá o separará para siempre..
Caden Miller se quedó huérfano a una corta edad, al igual que sus otros siete amigos. Todos ellos son acogidos por una señora, Tia, que los cuida como si fueran sus propios hijos. Ahora, veintidós años después, Caden y sus siete amigos componen un grupo conocido como los Ochos del Infierno; ocho pistoleros que dan protección a quién lo necesite.  

La mayoría de sus amigos han hecho su vida. Han encontrado esposa y han tenido hijos. Sin embargo, Caden está solo e incluso siente algo de envidia por sus compañeros. Por lo que decide marcharse del rancho durante un tiempo, para buscar acción, aventura. Y también para quitar de su mente a la dulce y fantasiosa Maddie.

Maddie O’Hare se crió en un burdel. E incluso, llegó a ejercer de prostituta en muchas ocasiones. Por suerte, fue rescatada por uno de los componentes de los Ocho del Infierno, y ahora vive en el rancho con los Ocho, sus mujeres y Tia.

Esta chica me desconcertó bastante. Por lo que se ve, sufrió mucho en toda su vida. Y este sufrimiento le ha causado un trauma taaan grande, que se inventa una vida paralela, por así decirlo. Aunque rápidamente después de decir cualquier tontería sin sentido, vuelve a la vida real. Y es todo un lío xD No me ha gustado nada de nada, y le ha restado mucho al libro, el comportamiento tan extraño de Maddie.

Pues bien, sigo. Maddie está muy encariñada con Caden, y cuando se entera que éste se ha ido sin decirle adiós, se escapa del rancho sin que nadie la vea, para seguirle. De noche. Con un perro que ni ladra ni hace nada. Y sin ninguna arma para protegerse de algún malhechor. Al final, se topa con unos enemigos de los Ochos del Infierno, y éstos la llevan a su rancho forzosamente. Era de esperar que le pasase algo así.

Una vez allí, Maddie vuelve a sacar su lado desequilibrado, vamos, su lado chiflado necesitado de internar en un psiquiátrico, y engatusa de alguna manera a los enemigos para que crean una historia sobre ella que no es cierta. Y estos hombres comienzan a respetarla.

Caden, por otra parte, descubre que su Maddie se ha escapado del rancho para ir detrás de él y que la han raptado sus enemigos. Cree que estará soportando violaciones y toda clase de aberraciones, pero cuando va a rescatarla, se da cuenta que no es así. Ni mucho menos. Maddie está haciendo el papel de Tia. Ocupándose de la limpieza y de cocinar para esos hombres. Y está contenta. Todos están contentos. 

Y para su sorpresa, le ha traicionado.

La historia en general no está mal. Es entretenida y tiene un punto picante que atrae. Y está también el tema del salvaje oeste que me encanta.

Pero, a decir verdad, la autora podría haberle sacado más a la historia, mucho más. Al igual que a los personajes principales. Sobretodo a Maddie, que en muchas ocasiones ha llegado a ponerme de los nervios. Porque de verdad os digo, esa mujer tiene serios problemas mentales. Es muy bipolar, y no realiza ningún cambio en todo el libro. Es decir, su personaje no madura, sigue igual de chalada.

Otro punto negativo de este libro es cuando Caden se percata de la traición de Maddie, en un principio está super enfadado con ella. ¿Cómo le ha podido hacer eso su Maddie? Y es pasar unas pocas de páginas, y ya está diciéndole que la quiere, que la necesita... En fin, todo muy rápido.

Compré este libro porque había leído buenas críticas de la autora y me picaba la curiosidad. Pero a mí me ha decepcionado un poco. Tanto la autora como esta novela. Aunque, puede que le de una nueva oportunidad a otra de sus historias, pero no será a ninguna de la serie los Ocho del Infierno. 




Valoración: 2.5/5 ♥♥

4 comentarios:

  1. Tengo ganas de leer algo de esta autora, pero viendo tu reseña, este seguro que no será el primero.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Sarah MacCarty, he leído varios de ella. Y ninguno me ha defraudado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que la historia no me llama mucho la atención, ya de primeras. Después de leer tu reseña creo que descartaré el título.
    Muchas gracias por la reseña :)
    Un abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
  4. Ufff.. He visto libros y libros de la autora y muchas veces me han dado ganas de coger alguno, peor ya sabes la lista que tengo por leer... Así que está claro que este NO va a ser de mis prioridades.

    Un besote!

    ResponderEliminar