Reseña: Pasajes al corazón, de Judith McNaught

20 agosto 2013


Género: Histórica
Editorial: Cisne, Random House Mondadori / diciembre 2010
Serie: 3º libro de la serie de los Westmoreland
Páginas: 496
Precio: 8.95€
Mi puntuación en Goodreads: 5/5
Sheridan Bromleigh, una profesora para jovencitas adineradas en Estados Unidos, es contratada para acompañar a Inglaterra a una de sus alumnas, Charise Lancaster, donde debe encontrarse con su prometido. Sin embargo, la apacible travesía en barco se ve interrumpida cuando Charise huye en compañía de un desconocido.
Sheridan, que continúa el viaje sola, sufre con solo pensar en el momento en el que se enfrentará al aristocrático prometido de su alumna. Pero al desembarcar en Londres sufre un accidente que le hará perder el sentido.
Tres días más tarde, cuando despierta, la joven profesora es presa de una amnesia total. Se encuentra en una lujosa mansión donde todo el mundo la llama señorita Lancaster, y su anfitrión es un apuesto conde, un hombre encantador e ingenioso, pero también extrañamente lejano.
Leí el segundo tomo de la serie Westmoreland, Tú eres mi amor, el año pasado (si la memoria no me falla) y quedé tan encantada de la pluma de la autora, de su manera de transmitirnos todas esas sensaciones con cada descripción, que tenía que volver a leer algo suyo.  
Y después de leer Pasajes al corazón (también llamado Cuando tú llegaste, título que le paga mucho más a la historia), Judith McNaught se ha convertido para mí en una de las grandes escritoras de la romántica histórica. Todavía no la he catado en contemporánea, pero lo tengo pendiente.

En esta historia nos encontramos con Sheridan -Sherry- Bromleigh, una profesora de un colegio de señoritas adineradas con una característica melena del color del fuego. Sherry es contratada para acompañar a una de sus alumnas, la heredera Charise Lancaster, a Inglaterra para conocer a su prometido. Sin embargo, la joven heredera se fuga del barco con un tripulante y Sheridan queda totalmente desesperada, asustada por lo que pueda llegar a ocurrir ahora y sin saber cómo explicar al prometido de la joven lo sucedido.

Cuando el barco llega al muelle, Stephen Westmoreland, conde de Langford, está allí esperando. Cuando ve a una señorita bajar del barco, da por hecho que esta joven no es otra que Charise Lancaster. Rápidamente, Stephen le informa del fatídico e involuntario acontecimiento que ocurrió la noche anterior y que implica a su prometido. Éste está muerto.

Sheridan momentáneamente  percibe en esa noticia una oportunidad para volver al barco y a Norteamérica. Pero, cuando da media vuelta e intenta apresuradamente volver al barco, sufre un accidente y pierde la memoria.

Ahora, Sheridan está sola en un país que no es el suyo, sin trabajo, ni dinero, ni un techo dónde vivir y, lo más importante, no recuerda nada de su vida. Así que Stephen, creyendo aún que ella es Charise Lancaster, en un acto de arrepentimiento por lo que pasó la pasada noche y lo que acaba de pasar, la lleva a su casa y cuida de ella.

Confusiones y malentendidos varios y realmente tontos, de esos que dan coraje y que te entran ganas de darle al personaje en cuestión dos tortas en la cara bien dadas,  os encontraréis. Aún así, a mí me gustan los malentendidos, porque siempre acaban bien -o suelen acabar bien, ejem- J

Pero sobre todo os encontraréis con una preciosa y pura historia de amor, llena de pasión, escándalos, humor, celos… Además, la autora nos muestra muy bien las costumbres de la época, lo que era correcto y lo que no estaba tan bien visto. Bailes de salones, salidas a la ópera… lo que la alta sociedad hacía en la época para divertirse.

Los personajes principales son memorables, difíciles de olvidar.
Tenemos a Sherry que es una joven que ha tenido que superar varias situaciones penosas en su vida, hasta llegar a convertirse en una mujer adulta fuerte, bella, decisiva y valiente. Me ha gustado muchísimo su personalidad. Y que tenga el pelo rojo, rizado y totalmente indomable le ha sumado puntos. *-*
Por otro lado tenemos a Stephen, el soltero más codiciado de la sociedad inglesa, guapísimo y querido por todas las hijas y madres por su título de aristócrata. Ha tenido muchos desengaños en su vida con el sexo femenino, ya que solo se le quiere por su dinero y, como he dicho antes, por su título, no por su persona. Por esta razón es arisco, arrogante... En resumen, tiene un carácter difícil. Pero al conocer a Sherry cambiará y volverá a ser el hombre que fue una vez.

Los protagonistas del libro anterior, título que he mencionado al principio, Whitney y Clayton, tendrán un papel importante en la historia de Stephen y Sherry. ¡Me ha encantado volver a saber de ellos! Y junto a los demás personajes secundarios, yo diría que son imprescindibles. Además, la autora ha sabido darle el protagonismo justo a cada uno.  

El libro lo he devorado prácticamente en un día entero. Me ha tenido enganchadísima, tanto que hasta mi madre ha tenido que decirme un par de veces -y llevaba un tiempo sin decírmelo-: “Caaaro, para de leer aunque sea un momento y…”.  xD

Para concluir os diré que si queréis o necesitáis evadiros del mundo un rato, podéis hacerlo con esta novela. O con su tomo anterior. Ambas os transportará a principios del siglo XIX y viviréis una historia de amor, con sus idas y venidas, preciosa.   


9 comentarios:

  1. Me has convencido :) Me gusta todo lo que cuentas y me encanta la portada ;) Me lo apunto :)
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Yo me leí la saga Westmoreland hace muchos años y acabé totalmente enamorada de cada uno de sus personajes y por supuesto de la autora y de su forma de escribir. Mira otra cosa más que ya tenemos en común mi ahijada =) Por cierto, te recomiendo la Serie Siempre, tres libros estupendos a cada cual mejor =)

    Gracias a tu reseña me han dado ganas de volver a leer todos los libros de la saga ;)

    ¡¡Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. Tu reseña engancha hace que quiera leerme el libro ya, espero leermelo porque tiene una pinta genial, muchísimas gracias :D

    ResponderEliminar
  4. hola guapi!!
    Leí el libro hace poco y me gustó mucho :) Muy buena reseña
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. No lo conocia este libro.tiene buena pinta.
    Besos ♥

    ResponderEliminar
  6. Me mola que esté ambientada en el siglo XIX, pero ahora no me apetece una novela de amoríos xDD (de todas maneras me lo apunto) ^^

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía, y después de leer tu opinión, me ha llamado muchísimo la atención. Muchas gracias por la reseña, Bella Diamond ;)

    Besos de colores!

    ResponderEliminar
  8. Judith McNaught se merece un altar. ¡Tiene unas novelas geniales! y ella tiene gran parte de la culpa de que sea una lectora RA :)

    besos

    ResponderEliminar
  9. No conocía a la autora, aunque el libro me ha gustado su portada y tu reseña me ha dejado con los dientes largos *,...,* Lo leeré seguro, aunque empezaré con el primero de la saga... Pero este tiene una pinta estupenda.

    Besos ^^

    ResponderEliminar