Reseña: Los héroes son mi debilidad de Susan Elizabeth Phillips

04 mayo 2015

★★
(Independiente)
Título original: Heroes are my weakness
Subgénero: Contemporáneo
Editorial: Vergara (Ediciones B, 2015)
Él es un escritor solitario, y lo suyo son las novelas de terror. Ella es una actriz en horas bajas, que sobrevive montando espectáculos para niños. Él conoce una docena de maneras de matar a sus personajes. Ella sabe hacer reír a su público. Pero ahora no podría estar más seria.
Annie Hewitt ha llegado a la isla de Peregrine en medio de una tormenta de nieve. Está sin un centavo y lo único que le queda son los títeres con que se gana la vida, las novelas románticas que adora y algo de coraje.
No podría estar peor preparada para reencontrarse con el hombre que vive en Harp House, la mansión que domina la aldea desde un acantilado barrido por el viento. Cuando era una adolescente, él la traicionó de un modo que ella jamás podría olvidar ni perdonar. Ahora ambos están atrapados en una isla inhóspita cuyos habitantes no dejan de meter la nariz en lo que no les importa.
Ese hombre, ¿es el villano que ella recuerda o ha cambiado? La cabeza le dice que no, el corazón, que sí.
Será un largo y duro invierno.
Annie siempre ha querido ser actriz, como su madre lo fue en su momento. Pero se ha pasado 10 valiosos años entre casting y casting, sin haber sacado realmente provecho alguno de ello. Ahora, desde hace un tiempo, trabaja como ventrílocua en espectáculos para niños, siendo sus muñecos las cosas más apreciadas para ella. Sin embargo, éstos le dan para comer y poca cosa más. Así que cuando su madre muere y se ve rodeada de deudas y enferma, decide dejar su vida en la ciudad y marchar a Peregrine Island, una fría e inhóspita isla de Maine donde su madre le había dejado un único legado. Uno que, tal y como le dijo antes de morir, le proporcionaría mucho dinero. Y Annie necesita dinero con urgencia. En Peregrine Island se reencontrará con su pasado; pero un pasado con nombre y apellidos, y con el curioso hobby de montar a caballo con poca ropa y mal tiempo. Theo Harp. Theo fue su primer amor cuando tenía 15 años, no obstante no son buenos los recuerdos que tiene de él y ella juntos. Le hizo mucho daño y eso es algo que jamás podrá olvidar.
Theo Harp está recluido desde hace meses en Harp House, una oscura mansión perteneciente a su familia que domina la isla desde hace años. Realmente no le gusta estar ahí ya que le trae recuerdos y sensaciones que prefiere no rememorar, pero necesita esa soledad para enfocar toda su atención en su próxima novela de terror. Cuando Annie Hewitt reaparece en su vida, lo descoloca totalmente. Y con ella sus demonios dormidos vuelven a resurgir. ¿Será el villano que Annie piensa que es o, en cambio, será el héroe que Annie ansía en su vida?
Para apreciarlo mejor, ¡click! y se ampliará

Tercer libro que leo de la autora y tercera vez que logra mantenerme enganchada hasta la última frase. De hecho, la noche del día que prácticamente me ha durado (hora arriba, hora abajo) estuve leyendo hasta muy entrada la madrugada y no paré hasta llegar al punto y final. No obstante, si estoy segura de algo es que Los héroes son mi debilidad no es una historia perfecta, tiene sus peros. Pero a pesar de ello, ha sido indudablemente una lectura deliciosa, emocionante e intensa que me ha cautivado y dejado con un buenísimo sabor de boca y una gran sonrisa al acabarlo. Es una historia que, aún impregnada de un sutil aroma a novela gótica, posee los detalles que más caracterizan a la pluma de su autora. Sobre todo, el más destacable, su característico toque de humor y escenas divertidas y chispeantes. Aunque en esta ocasión no se han dado en demasía, pero la esencia de Phillips sigue estando ahí, es reconocible al 100%. También, en Los héroes son mi debilidad, ha querido introducir una trama de intriga y misterio, por lo que se podría decir que no es otra de sus novelas comunes.

Desde mi punto de vista, ha sabido llevar esta subtrama muy bien. Durante la lectura, tenía una idea de quién podría ser o no ser el malo malísimo, y creía que seguramente acertaría y que sería todo muy predecible de ser así. Pero, para mi enorme sorpresa, estaba muy equivocada; la persona de la que sospechaba al final no ha sido la culpable. Un ¡hurra! por la autora, por favor. Se lo ha merecido con creces. Por otra lado, la parte más relevante, el romance, aunque me ha gustado mucho me ha faltado una buena dosis de pasión. Tanto Theo como Annie son unos personajes con mucha fuerza y química entre ellos, y he echado en falta esa llama de pasión que creo necesaria entre ellos dado sus mutuos pasados y relación. Esos pequeños detalles íntimos entre una pareja los he echado en falta. Ojalá la autora se hubiese decantado por desarrollar más esto porque de de haber sido así, sería una novela de unas rebosantes y brillantes 5 estrellas. No lo dudo ni un solo instante.

Theo Harp es, desde luego, un héroe y una debilidad para mí. Le rodea un halo de tanto misterio y oscuridad que lo hace demasiado sexy e interesante para mi ojo lector. La autora ha jugado con él hasta el final, así que no estaremos seguras hasta entonces de si es tan malo como Annie piensa o al contrario. Porque, de hecho, es el propio Theo el que no suelta prenda para que empecemos a deducir. En todo caso, malo o no, Theo es un personaje digno de apreciar y adorar, de esos protagonistas masculinos que metería en mi harén privado. Por otra lado, Annie es una chica insegura pero decidida, tenaz y dicharachera. En ciertos momentos se me ha pasado por la mente que su trastorno de identidad múltiple por cómo maneja a sus muñecos era real. Pero esto ha sido sobre todo en el principio, después los parloteos a solas con las marionetas han disminuido considerablemente (gracias a Dios). A pesar de que teme a Theo, Annie le echa cara y sus conversaciones y diálogos entro ellos son realmente chispeantes, divertidos, directos e ingeniosos. De esta manera logran poco a poco reavivar la chispa del amor, la cual ha estado en stand by desde hacía 18 años atrás.

Y en definitiva, Susan Elizabeth Phillips se ha ganado de nuevo mi corazón con otra de sus historias. Con un ritmo terriblemente adictivo y una ambientación maravillosa y muy bien retratada, Los héroes son mi debilidad ha sido una lectura trepidante, entretenida y refrescante, y una historia de amor muy bonita con unos protagonistas fuertes y entrañables (sobre todo Theo ♥) y unos secundarios encantadores y especiales. Así que, como era de esperar, la recomiendo mucho y estoy más que deseosa por ver a la autora el día 11 de mayo en Málaga.

4 comentarios:

  1. Hola!!! No soy incondicional de SEP aunque quizás me anime
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Vaya intriga y misterio... hasta ahora eso no lo había leído en los libros de SEP.
    Me lo apunto porque tiene buena pinta y seguro que lo leeré (algún día, jeje).

    Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta lo que he leído de SEP, así que le tengo muchas ganas a este libro, seguro que cae pronto. Me alegro mucho que te haya gustado a pesar de esos pequeños perros.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de leerlo...! Y eso que aún no he leído nada de la autora! (matadme :P)
    Un beso!

    ResponderEliminar