Reseña: Dulces mentiras, de M. Leighton

23 enero 2016

Si en su momento M. Leighton (M de Michelle) me conquistó sobremanera con Olivia y Cash/Nash de su trilogía Bad Boys, aquí no podía ser menos, de eso estaba segura. Y por supuesto, mi intuición no ha fallado (ni falla nunca :P). La autora lo ha vuelto a hacer con Hemi y Sloane. Su manera de escribir me atrapa, sencillamente. Sus historias suelen ser siempre frescas, ágiles, muy intensas y sugerentes, y para mí esa es una de las fórmulas perfectas, que cada X tiempo me apetece pillar. Muchas diréis que sí, que puede ser que no estemos leyendo nada nuevo, tipo: "la chica buena se enamora hasta los huesitos del chico malo tatuado". Pero a veces, el hecho de encontrarnos con tópicos no tiene porqué ser un punto negativo. Los tópicos nos persiguen en nuestra vida, si nos ponemos filosóficos, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos Así que para mí, que una historia esté repletita de tópicos o tenga alguno rondando por ahí, no significa para nada ni es sinónimo de algo decepcionante o malo.

Dulces Mentiras es un dulce. No por ser todo de rosa, con arco iris, algodones de azúcar y demás golosinas chupiguays cayendo del cielo y brotando del suelo, haciendo parecer la historia de Hemi y Sloane como si de un videoclip de Katy Perry se tratara. No. Es un dulce por ambos protagonistas; por la adorabilidad y aire misterioso y sexy de Hemi, por la actitud carismática e inocentona de Sloane, y por la química tan increíblemente adictiva que se tienen los dos y su relación tan emocional y bonita; por las inseguridades, miedos y secretos que los rodean. Me gusta lo dulce, y ese ha sido el sabor que me han dejado Hemi y Sloane hasta llegar a la última página.

Su historia empieza cuando Sloane cumple los 21 años. Hasta ahora sus hermanos mayores y padre han dirigido su vida. Sloane no ha tenido libertad para ser ella misma; no ha podido dar ni un paso por ella sola sin tener a algún miembro de su familia detrás suya, demasiado pendiente de ella en todos los aspectos. Pero habiendo cumplido ya la mayoría de edad, Sloane quiere su libertad. Libertad para todo, hasta para equivocarse en la vida. Por ello, quiere demostrar a su familia que ella es capaz de cualquier cosa, que no necesita a nadie, ni es ingenua ni una niña. Así que, decidida por dar rienda suelta a su vida, empieza su andadura como chica madura y capaz de todo yendo a hacerse un tatuaje. Su tatuador es Hemi, un chico tan enigmático que la atraerá desde la primera mirada. Hemi es mucho más de lo que quiere aparentar. Como cualquier chico malo, quiere dar una imagen de tío duro, fuerte, sin sentimientos. Pero conocer a Sloane le hará darse cuenta de la valía de sus actos y actitud, y de cómo interfieren éstos en las personas que realmente le importan.

Como viene siendo algo normal y corriente cuando se trata de M. Leighton, Dulces Mentiras está narrado en primera persona, alternando los diferentes puntos de vista de Hemi y Sloane. Y me chifla que así sea porque es una caracterísitca que siempre me resulta más interesante, y siendo ésta la pluma de Michelle, quien te puede escribir un capítulo de una sola página, tenemos garantizada una lectura que, aún siendo potente y con su toque profundo y conmovedor, se hace muy ligera y amena. En esta época de mi vida, con tanto trajín y sacando tiempo hasta de debajo de las piedras, ha sido como un baño refrescante en pleno verano pegajoso y sofocante, igual de intenso y satisfactorio.
Le habría dado las cinco estrellas muy fácilmente, pero a decir verdad he echado en falta en los últimos capítulos más drama, más sustancia que les haga a Sloane y Hemi, y a mí misma, sufrir. De haber tenido yo mi dosis necesaria de drama, dado que soy la señora Drama Queen, adoradora de dramas (en libros) y perros, me hubiese sabido a perfección, a cinco estrellas. Pero esto es percepción mía, que soy muy tiquismiquis con tanto querer que sufran los protagonistas y yo con ellos.

Y en definitiva poco más tengo que añadir. Dulces Mentiras me ha supuesto un reencuentro inmejorable con la autora. Se trata de una historia de amor preciosa; tierna, emotiva, con su toque de humor, con giros inesperados y una tensión que por momentos me tenía mordiéndome las uñas (y es algo que no suelo hacer). Una historia sobre la pérdida, la superación, la incertidumbre, el amor... Dulces Mentiras es el primer título de la serie Pretty, cada libro independiente. Se publica el lunes 25 de enero, y sin llegar a ser una joya, tiene todos los elementos necesarios para capturar la atención del lector y enamorarlo.

ROMANCE CONTEMPORÁNEO | NEW ADULT / 1# PRETTY / PHOEBE (EDICIONES PÀMIES)
Hazte con él: AMAZON (ebook) - Añádelo a GR: to read

8 comentarios:

  1. Pues no sé, me alegro de que lo hayas disfrutado tanto. A mí la trilogía de Bad Boys no me gustó, así que si esta es del mismo estilo, la dejaré pasar
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Había leído algo de este libro por otros lares, pero la verdad es que no me llamaba mucho la atención, pero al leer tu reseña he cambiado de idea. Me lo llevo. A mí desde luego me encantan las historias llenas de tópicos ya que es como has dicho, la vida misma es llena de ellos.

    Besos, nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Esta autora no la hemos leído aún y nos la han recomendado. La anotamos, gracias por la reseña. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Apuntad está, lo que no sé es si me gustará.. porque lo veo muy típico
    pero bueno, vereemos :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Saber que es aunque sea una serie son historias independientes me llama la atención. Así que tendré en cuenta tu buena reseña.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  6. Me encantó la trilogía bad boys (menos el último libro, que lo vi un poco simple) y seguro que vuelvo a repetir con la autora. Aunque sean libros independientes, me esperaré a que salga toda la serie!^^

    Un besitooo

    ResponderEliminar
  7. Le tengo muchas ganas a este libro por las innumerables reseñas!!

    besos

    ResponderEliminar
  8. No quiero tardar en leerlo. Leí la anterior trilogía de la autora me gustó aunque me pareció normalita. En este título tengo puestas muchas expectativas.
    Un beso

    ResponderEliminar