Love in Lingerie, Alessandra Torre

27 enero 2017


Que adoro a Alessandra Torre es un hecho consumado. LA-ADORO. Siempre logra escribir historias muy diferentes unas a las otras, espectaculares, y siempre mantiene al lector en tensión de principio a fin. No tengo otras palabras, solo que escribe de maravilla y me fascina con cada obra que publica. Es una autora que en España, por desgracia, todavía no se le ha visto el pelo, pero que conste que yo he puesto mi granito de arena hablándoles de ella a más de una editorial. ¿Tendrá resultado? Lo veremos próximamente. Por lo pronto, os puedo proponer que la leáis en inglés. Sus libros nunca tienen un nivel del idioma demasiado complicado. De hecho, más bien lo contrario. Y si no tienes problemas con el inglés, no lo dudes y anímate, porque hay muchas posibilidades de que acabes llevándote una buenísima sorpresa.

Love in Lingerie es su última novela publicada hace unas semanas. Y como diría mi compi Tamara Arteaga, es un slow burn. Es decir, la relación amorosa entre los protagonistas es lenta; el romance se toma su tiempo para aparecer y llegar a su propia cúspide. Aquí la autora nos presenta a Kate Martin y Trey Marks. El negocio de lencería de Trey, Marks Lingerie, está de capa caída. Las ventas van realmente mal y su personal no rinde lo mejor posible. Pero, de repente, aparece Kate en escena buscando hacerse con el puesto de director creativo de la empresa, y voilá! Trey ve en ella a la persona idónea para llevar a cabo el cometido. Y poniendo por delante unas normas esenciales (como la de: "no nos acostaremos"), Kate entra a formar parte de Marks Lingerie y la cosa, poco a poco, empieza a tomar forma, y el éxito será inminente. Como también es inminente la atracción que nació desde el principio entre los dos. Pero la cosa no va a más y pasan unos años y llega el momento en el que se cuestionan su realidad. La tensión sexual, las miradas, las caricias, el flirteo, el no poder dejar de pensar en el uno o en la otra y la imposibilidad de tener pareja por ésto... Llegará entonces el momento en el que se replantearán todo y decidirán lo que realmente quieren y desean en su vida.
©

Es una historia preciosa. Una historia que te deja deseando saber más sobre los protagonistas cuando llegas al final; una historia que te hace anhelar esos acercamientos tan tiernos y a la vez candentes que se producen entre Kate y Trey. Porque, en definitiva y por la razón que sea (profesional o personal), es un amor prohibido, complicado. Y el lector, o yo como lectora, aunque se produzca entre ambos una mínima muestra de cariño o amor, ya lo valora muchísimo. Y en Love in Lingerie, estos detalles tan delicados, producen verdaderas mariposas en el estómago y transmiten muchas emociones. Y es que Kate y Trey sienten mucho el uno por el otro y aún así prefieren guardárselo bien adentro de cada uno, y cuando no pueden evitar que salga a la luz todo ello, es algo tan bonito que me ha dejado extasiada y ensimismada por completo. Además, tenemos el punto de vista de ambos, así que nos es posible conocer sus pensamientos y que nos arrebaten el corazón.

En fin, Love in Lingerie ha sido una grandiosa lectura. Un romance en mayúsculas, adictivo, precioso, irresistible, profundo, terriblemente emotivo y provocativo. Una historia de dos amigos que empiezan a enamorarse lentamente, apreciando lo bueno y lo malo del uno y del otro. La autora lo ha vuelto a hacer. Ha logrado dibujar una historia extraordinaria, repleta de giros inesperados, secretos, malentendidos, sensualidad, angustia, amor... Love in Lingerie es de esas lecturas que ablandan el corazón y se buscan un huequito en tu memoria. O como siempre digo, lo ha sido para la que está aquí escribiendo, que soy yo misma. Sin más, solo me queda decir que os la recomiendo muchísimo. Llegará el día en el que veamos a Alessandra Torre en nuestras librerías españolas (bien tratada, espero). No lo dudo.

SINOPSIS.
I hired her to fix my company, to bring Marks Lingerie back to life. I didn’t expect her to become my friend. I didn’t expect to fall in love with her.
The first rule of business is to never touch your employees. I think there is another rule about not falling for your best friend—a rule against imagining the curves of her body, or the way her breathing would change if I pulled down her panties and unzipped my pants.
Now, I can’t wait any longer. I’m tossing out the rules.
Damn the company.
Damn our friendship.
Damn my fears.

⭐⭐⭐⭐
ROMANCE CONTEMPORÁNEO //
AUTOCONCLUSIVO
// AUTOPUBLICADO
 + Click: AMAZON // GOODREADS // + INFO 

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Este año estoy con inglés a full. Esta historia me llamó mucho la atención, tiene muy buena pinta y además parece ser el tipo de historias que me encantan :D Gracias por la recomendación.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es un libro que tengo visto.. sin tener un gran hype
    pero por la temática y por lo que comentas, podría disfrutarlo
    a ver si este año me animo
    un beesito

    ResponderEliminar