SOCIAL MEDIA

Historia de una enfermera, Lola Montalvo

25 octubre 2017


Historia de una enfermera de Lola Montalvo llegó a mí gracias a las redes sociales. Su sinopsis me prometía una historia diferente, más novedosa y, desde luego, original que las que suelo leer. Por esa razón, captó rápidamente mi atención. Y tras haberla acabado, en efecto, se trata de una historia que, para mí, posee esos elementos importantes y que necesito encontrar a menudo en mis lecturas. Historia de una enfermera es, de hecho, una lectura que se disfruta doblemente si se lee con el tiempo suficiente de dejarte sumergir tranquilamente en la vida de nuestras protagonistas, Marina y Marian, y su amor por su profesión.


Sí, Marina y Marian comparten profesión y el amor por ella. Sin embargo y aunque cada una pertenece a una época diferente, las dificultades y obstáculos que se les ponen por el camino son semejantes. A Marina le ha tocado vivir la Guerra Civil y todo lo que ésta trajo consigo. Y Marian ejerce en la actualidad. Ambas tienen en común muchas cosas, pero sobre todo el hecho de vivir en un mundo de hombres. Son dos mujeres fuertes  e independientes, muy valientes, decididas a conseguir sus metas, que para ambas no es otra que poder ejercer la enfermería, a pesar de los tantísimos impedimentos. En sus casi 700 páginas, Lola Montalvo nos deleita con el punto de vista de dos mujeres impresionantes y nos muestra su realidad; la dureza, la desesperación, el machismo, el agotamiento, los problemas económicos, el poder de superación, el amor, la adoración por su trabajo a pesar de todo… La labor de una enfermera, en esta época o en la otra, no es tan sencilla como se nos puede hacer creer en cualquier película o serie. Poco he leído sobre enfermería y las personas que la ejercen. Supongo que por eso, Historia de una enfermera me ha resultado una visión tan interesante y maravillosa del personal de un hospital, donde no todo es Marian y Marina, también demás cargos, personas enfermas y sus familias que forman un todo.

En definitiva, Historia de una enfermera se trata de una lectura muy satisfactoria, espectacular, entrañable, muy coherente, bien hilada y realmente bonita. La autora logra introducir de lleno al lector en la historia, narrada con todo lujo de detalles, de forma impecable y siempre defendiendo y reivindicando de manera soberbia la profesión. Y desde ya os digo que no hace falta ser enfermero (o sucedáneo), ni mucho menos, para apreciar y disfrutar de esta novela plenamente.
★★★★☆

2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta, no me importaría echarle un ojo :)

    ResponderEliminar
  2. No esta nada mal guapetona!!! buen post

    ResponderEliminar