SOCIAL MEDIA

Contra la marea, Elizabeth Camden

12 abril 2018


Siendo directa y concisa, Contra la marea de Elizabeth Camden es una de las lecturas que más me han sorprendido en los últimos tiempos. Se trata de una novela histórica impecablemente desarrollada, pero realmente es un Christian romance; es decir, tenemos de trasfondo la temática religiosa que, aunque casi imperceptible en esta ocasión, siempre está patente en el ambiente. Y precisamente, mi sorpresa con esta novela ha surgido a causa de ello. Ya sabemos lo dañino que pueden llegar a ser los prejuicios para con todo, y yo los tenía con este subgénero y el clean romance (romances sin sexo o situaciones subidas de tono). Ha tenido que caer en mis manos Contra la marea para que cualquier recelo mío se fuera a pique y terminara enamorada hasta las trancas.



Aquí nos encontramos con Lydia, una persona que ha sabido superarse ante todos y cada uno de los impedimentos que la vida le ha puesto por delante. De padres inmigrantes y pescadores, Lydia llega a Boston siendo una niña, conociendo múltiples idiomas de cada sitio en los que ha vivido. Pero, de la noche a la mañana, su familia desaparece y ella va directa a un orfanato. Al crecer, su única aspiración es encontrar un empleo digno y tener su propio hogar, aunque siendo mujer y además pobre, es terriblemente complicado. Sin embargo, el ímpetu y tesón que pone Lydia le hará conseguir un trabajo como traductora de la Marina americana, lo que le da fuerzas y ánimos para el futuro. Todo parece irle bien hasta que aparece en escena el atractivo y altivo Bane, que aprovechándose de la necesidad de dinero y de la nobleza de Lydia, la convence para que trabaje para él, haciéndole unos pequeños e inocentes (en un principio) trabajillos con su sabiduría con los idiomas. ¿Qué se traerá entre manos Bane? Os puedo decir que es un personaje complejo y lo que se trae entre manos tiene que ver con el mundo de la droga, del tráfico de ésta, de temas oscuros, y, sobre todo, del afán de Alexander Banebridge, Bane a secas, por crear un mundo mejor. Lo peor de todo es que está haciendo cómplice a Lydia... ¿Qué ocurrirá?

Sin duda alguna, Contra la marea ha supuesto para mí un verdadero dulce. En sus casi 450 páginas, no me ha dado ni una sola tregua; me he visto atrapada en su lectura hasta el mismísimo final, sin olvidarme de esa magnífica nota histórica. No ha habido un solo rasgo negativo que os pueda comentar. Y es que a pesar de su complejidad, del peso de los temas que trata, del perfil maravilloso de Lydia y de lo extraordinario que ha resultado ser Bane, la novela destaca por su frescura y dinamismo. La autora ha conseguido una historia muy lograda y completa, rebosante de amor, suspense, misterio, secretos, con una ambientación fascinante, y lo más espectacular de todo es que lo logra con un estilo sutil, un ritmo trepidante y muy ágil. Acierta de pleno y cautiva con una historia soberbia, maravillosa, que se ha convertido en una de mis favoritas en lo que va de año. ¿La recomiendo, entonces? Mucho, por si no ha quedado claro.

6 comentarios:

  1. Lo que cuentas me gusta. Ni conocía esta novela pero me la apunto para mis próximas lecturas.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  2. Pues me has convencido, me lo apunto :)

    ResponderEliminar
  3. No es un género que frecuente mucho, pero entre esa portada, que se me ha metido por los ojos y el entusiasmo con el que hablas de esta novela, imposible no llevármela bien apuntada.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. De momento, no creo que me anime, no es un género que suela leer.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola!!
    me llamó mucho la atención esta portada y también su argumento, pero ahora que me digas que es un inspiracional me frena totalmente. Solo he leído una novela de esa temática, de Kristin Ann, y la verdad es que terminé muy saturada.
    No sé, me he desinflado, pese a que a tí te haya entusiasmado y sorprendido, yo hay temas que tiran mucho para atrás.,
    Un besote

    ResponderEliminar